26 abril armario primavera algo bonito

10 claves para organizar tu armario de primavera

Es hora de hacer cambio de armario ¡Apúntate nuestros consejos!

Por fin el sol calienta y podemos decir: ¡Es primavera!

Lo normal estos días es enfrentarse a la típica pregunta de: “¿Qué me pongo?”. Suena el despertador, te levantas de la cama, abres el armario y te quedas con la mirada perdida como esperando a que de entre la ropa una voz te ayude a seleccionar el look. Es una señal, tienes que organizar tu ropa y empezar a disfrutar del buen tiempo ya.

Hemos preparado para ti, 10 claves para salir de este apuro sin que una montaña de prendas pueda contigo ¡Toma nota!

 

 

1. ¡Deshazte de lo que no usas!

 

Lo primero que debes hacer es aligerar tu armario. Que no te de pena tirar esa camiseta de hace mil años ni el vestido corto que has relegado para ir a la playa, sabes que ¡no te los vas a volver a poner! Y si dudas, estas tres preguntas te harán más fácil tomar la decisión:

– ¿Hace más de un año que no usas la prenda?
– ¿Es de tu talla actual?
– ¿Lo volverías a comprar?

 

 

Foto vía vix.com

2. Dale un nuevo aire

 

Aunque no tengas el armario de una influencer o de una actriz de Hollywood, puedes conseguir que abrirlo y mirar en él sea un placer y no un sufrimiento. Saca tu vena DIY, ordénalo, ilumínalo o decóralo con imágenes de estilismos que te gusten. Hay muchas opciones fáciles y baratas que te serán de ayuda: perchas de colores, separadores, cajas, etc.

 

3. Las perchas, un dolor de cabeza

 

Este punto merece una mención especial. ¡Nada de amontonar! Coloca una única pieza por percha y, a poder ser, todas con un mismo estilo y colgadas hacia el mismo lado. Si sufres con las prendas con tejidos muy livianos porque se resbalan constantemente, existen perchas especiales con bordes de goma o detalles en terciopelo para evitar que esto te pase. Y, si eres de las que reutiliza las perchas de la tintorería o las que te regalan con las compras, mejor déjalas para otra cosa.

 

Foto vía alwaysinwhite.com

 

4. Por colores y estilos

 

Ordena las partes de arriba (vestidos largos, americanas, kimonos, blusas) y las partes de abajo (pantalones, faldas, shorts) de forma separada para que visualmente puedas localizarlas más fácilmente. Si además clasificas la ropa por colores o estilos encontrarás lo que buscas más rápido.

 

5. Lencería

 

El método KonMari es una buena opción para ordenar la ropa interior: los sujetadores a un lado, las medias a otro. Braguitas oscuras separadas de las claras y las de encaje de las de algodón. Dóblalo todo de manera correcta para no estropear la prenda y asegúrate de que haya rotación para evitar utilizar siempre las mismas. Y en verano, guarda un espacio importante para tus bikinis.

 

6. Tus joyas

 

¿Sabes que los complementos pueden cambiar por completo un look? Los accesorios son importantísimos, ¡sácales partido! Utiliza paneles de corcho o un bastidor, por ejemplo, y fórralos con la tela de alguna prenda que ya no quieras. Cuelga por categoría y de manera individual los collares, las pulseras y los pendientes y si eres manitas, crea tu propio organizador utilizando materiales que tengas en casa. ¡No te olvides de reservar un espacio para los anillos!

 

7. Zapatos, zapatos y más zapatos

 

Tacones, zapatillas, sandalias,… a veces llegamos a tener tantos zapatos que terminan apilados en el fondo del armario. En internet puedes conseguir ideas muy chulas que van desde utilizar una escalera de madera para colocarlos (si tienes una habitación espaciosa) hasta crear una estructura con tuberías de PVC si quieres optimar un espacio más reducido. ¡Deja volar tu imaginación!

 

Foto vía Mylowcostblog.com

Foto vía Pinterest

 

8. ¿Qué pasa con los bolsos?

 

Cuanto más visibles mejor, así podrás estar segura (después de ojearlos todos) de que el que eliges es el que mejor combina con tu look.

Aunque es mucho más práctico guardarlos sin sus bolsas protectoras, no siempre es lo más recomendable para consérvalos bien. Por eso, una buena opción es identificarlos con una foto, en la que incluso puedes salir tú.

 

 

9. Ve de shopping

 

Una vez que sabes lo que tienes y lo que no, será mucho más fácil visualizar lo que realmente necesitas para completar tu armario de temporada ¿Qué no tienes tiempo? Puedes comprar ropa online con tan sólo un click y sin necesidad de moverte de casa.

 

Refresca tu armario invirtiendo en prendas claves y atemporales que sean fáciles de combinar ¿Nos vamos de compras?

 

10. ¡Haz donaciones!

 

Dile adiós a lo que no te haga feliz y dona aquellas prendas que ya no usas pero siguen en buen estado.  Hay muchas opciones, sólo tienes que poner “donar ropa” en Google y elegir la que mejor te parezca.

Otra opción divertida es meter toda la ropa en una bolsa o caja grande y organizar una merienda con tu/s hermana/s, tus primas y tus amigas (las cuñadas también son bienvenidas). Seguro que entre todas acaban repartiéndose la ropa y dándole uso.

 

Si has seguido todos estos pasos, ¡sonríe! ¡lo has conseguido!

 

¡Hasta el próximo post!

#algobonito en Instagram

Disfruta de las pequeñas cosas de la vida, como usar ese #look que tanto te gusta ❤️ #algobonito #verano
¿Cuál es tu plan favorito de fin de semana? Por aquí disfrutamos de un paseo bajo el sol #algobonito #lookoftheday #verano #rebajas
¿Ya tienes tu #look de #verano? No te pierdas las 2as #Rebajas ❤️ #algobonito
¡Días de paseos al sol, disfrutar de un helado y estrenar algo bonito! #rebajas #kimono #lookoftheday #algobonito